Agua, su sustentabilidad y gobernanza en tiempos contemporáneos

El agua es un recurso de vital importancia para la vida en el planeta tierra. La UPB le apuesta al conocimiento interdisciplinar con el Foro público sobre la “Gobernabilidad Sustentable del Agua” que hace parte del curso optativo ofrecido por la Maestría en Desarrollo donde participan profesionales de diferentes áreas de estudio.

Este curso evidencia el trabajo colaborativo de la línea de Alternativas al Desarrollo del Grupo de Investigación Territorio, con la Alianza Justicia Hídrica y la Universidad de Montreal en Canadá. Los docentes internacionales invitados para el curso fueron la investigadora Kathryn Furlong del Departamento de Geografía de la Universidad de Montreal y el ingeniero Mourik Bueno de Mesquita del Programa de Gestión Social del Agua del Centro Bartolomé de las Casas de Cusco en Perú.

La profesora Denisse Roca-Servat, docente de la Escuela de Ciencias Sociales y coordinadora académica del curso, argumenta la importancia de estos espacios de diálogo entre las diferentes perspectivas alrededor del agua. “El diálogo de saberes en las temáticas ambientales es fundamental, lo hemos llamado el pensamiento con el agua, si pensamos con el agua es pensar con el otro diferente, lo cual implica la diversidad, este ejercicio pedagógico se nutre del trabajo colaborativo y a la misma vez de la importancia del agua en cualquier parte del mundo, y de nuestra relación con eso que llamamos naturaleza”.

Los asistentes al curso fueron estudiantes de diferentes disciplinas que se encuentran sumados en investigaciones como: estudiantes del Doctorado en Ciencias Sociales, la Maestría en Desarrollo, empleados de la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia - Corantioquia e interesados y curiosos sobre este recurso natural.

¿Gobernabilidad, gobernanza o gestión comunitaria del agua? 

 Aparte del curso se realizó el sábado 17 de marzo un foro público que contó con la asistencia de más de 70 personas quienes participaron activamente en el diálogo con los invitados nacionales e internacionales: Elena Bedoya Santamaria, asesora jurídica de la Red Nacional de Acueductos Comunitarios, Arbey Osorio de la Subdirección de Regionalización de Corantioquia y Mauricio Madrigal Director, del Centro Latinoamericano de Estudios Ambientales (CELEAM). Todos ellos compartiendo desde su experiencia laboral y académica sus puntos de vista sobre la gestión del agua.

Uno de los temas principales fue la participación comunitaria de los acueductos en la gobernanza del agua, donde la gestión del uso doméstico del agua merece un abordaje participativo y democrático de este recurso, dando prioridad a los derechos sociales y humanos para dejar atrás la visión mercantil.

Docentes del curso: Kathryn Furlong, Denisse Roca Servat y Mourik Bueno de Mesquita

Según Mourik, es necesario crear diálogo y defender el agua, desde las comunidades hasta las personas que están en la academia para legitimar la investigación de forma crítica, y con esto evidenciar y socializar los procesos de inequidades en la distribución y control del agua. “En el mundo Andino, ha ganado fuerza el movimiento del agua, así sea para expresar nuestro compromiso y solidaridad con otros. Si no logramos vincular nuestra acción local, con iniciativas regionales y globales no será posible la defensa y la protección del agua”:

En ese sentido, haciendo énfasis en los aprendizajes que deja el curso y el foro, es importante tener en cuenta que para poder entender el mundo hay que comprender las realidades locales, la cultura y las vivencias de los que habitan el territorio, para así hacer una buena gestión comunitaria del agua, solucionado conflictos sobre las injusticias que se presentan desde el ámbito social y político.

Loresley Sierra Velasquez de la corporación Corantioquia en su valoración acerca del curso, comenta que “un elemento fundamental frente al tema del agua es el conocimiento, porque hasta el momento tenemos unos conocimientos muy fragmentados de distintos actores y de distintas posturas y es necesario que exista un conocimiento más compartido, porque el agua más que un recurso es un patrimonio natural, por esto el reto de este tipo de espacios es dialogar entre todos los actores para definir qué implica ese ecosistema y su defensa”.





Por Daniela Ospina Avendaño.
Agencia de Noticias UPB. Postgrados.

[bot_catcher]